16 may. 2008

Se fue una gran persona

Hoy me enteré que falleció una gran persona, el Licenciado Francisco Javier Garza. Javier es el padre de Javiercito, de 13 años y con diagnóstico de autismo severo.
He conocido mucho de él porque su activismo por el autismo ha sido impresionante. Muchísimas páginas y foros hablan de él. Se anotaba en cuanto foro podía y siempre estaba dispuesto a contestar las dudas de quienes sufrimos esta condición.
Como muchos de nosotros, Javier un día recibió "la bomba": Javiercito, su único hijo, tenía autismo. A partir de ahí empezó una lucha denodada por estudiar y hacer conocer el autismo. Muchos de mis amigos y parientes han recibido en sus emails el "Manual para Padres de Niños Autistas", una publicación suya que siempre ofreció libre y gratuitamente para ayudar a las personas que estaban pasando por lo mismo que él.
Javier además demostró ser un padre como pocos: separado de su mujer -gracias al autismo, otra vez!-, libró una batalla legal para lograr la tenencia de Javiercito. Al final la consiguió. Esto es una muestra de cómo era Javier como padre, cuando somos los padres -a diferencia de las madres- quienes en general menos tolerancia tenemos a este tipo de situaciones.
En fin, una persona muy respetada y muy querida. Basta darse una vuelta por el blog "Recordando a Javier" que se ha armado en su memoria para ver lo que muchísima gente pensaba de él.

Hoy cuando me enteré, pensé instantáneamente en dos cosas:
  • En Javiercito ("Javiersote" le decía últimamente Javier, porque "ya había crecido")
  • En Santi
Pensé en Javiercito porque se queda sin su papá. Y no sé cómo será su vida de ahora en más. Javier se había unido a otra mujer, que no es la madre de Javiercito. Él siempre tuvo palabras de agradecimiento y admiración hacia su esposa, decía que había adoptado a Javiercito como suyo. Espero que Dios le de la fortaleza para seguir acompañando a Javiercito. Espero que los amigos de Javier se acerquen a su mujer para darle todo el apoyo que ella va a necesitar.
Y pensé en Santi, porque -así como le pasó a Javier- algún día le puedo faltar. Hace unos días, Fabi posteó "El futuro" en su blog. Ahí contaba que un amigo le preguntó "
“Sabés cómo va a ser el futuro de Valen? Pensaste en eso?”" y ahondaba "“Pensaste cómo va a ser todo cuando ustedes no estén? Quién se va a encargar de Valen?”"... Ésta es una de las preguntas más difíciles de responder para nosotros, los papás de nenes especiales que -probablemente- no logren ser independientes NUNCA. Es la mayor incertidumbre, es una espina clavada en el corazón. Es "la suma de los miedos", es el terror de morir y dejar solos a nuestros hijos especiales. Es mi peor miedo.
Ayer le pasó a Javiercito, a Javier.

El Licenciado Francisco Javier Garza nunca supo de mí. Nunca supo de Santi. Nunca supo cuánto me ayudó cuando empecé a llevar de la mano a mi Santi. Nunca supo que muchos de mis amigos y mis familiares leyeron su Manual.
Hoy creo que ya lo sabe, que sabe de nosotros. Seguramente "el Barba", desde el cielo, le está mostrando todo lo que él hizo por gente desconocida como yo, como mi Santi.
Por eso, estoy seguro que Javier está en la Gloria de Dios.

7 comentarios:

Ivana Carina dijo...

Pablo, solo esto: terminé llorando....

Besos....

Gise =) dijo...

Me haz hecho llorar porque creo que es verdad lo que dices y lo que le paso a Javier nos pasará a todos en algun momento pero para ustedes, los padres especiales, porque no solo Santi es especial vos tambien lo sos, pensar en el futuro debe ser más dificil. Sabes mi hermana esta embarazada de mellizos y no tenes idea la de veces que pienso que lo que te paso a vos le puede pasar a ellos. Ella es joven 29 años, y le dijeron si se quería hacer la amiosentesis se la hiciera pero si pensaba abortar porque seino era muy peligroso para los bebes. Los dos dijeron que no que si alguno de los bebes venia con algun tipo de Sidrome ellos seguirian adelante igual con el embarazo. Me lleno de orgullo. Creo que el autismo no es detectable en ningun estudio, pero igual seguirian adelante fuera cual fuera el resultado. Pablo eres el angel de la guarda que el Barba le puso a Santi para que lo protegiera y se nota que el sabe lo que hace...
Besikis llenos de emotivas lagrimas!!!

Yoly dijo...

Lamentable perdida la de Javier, aún no salgo de mi asombro. Yo tuve el honor de compartir mensajes con él via e-mail y en otros foros. Una persona realmente admirable como padre y como ser humano.

Y también me hace pensar que la vida es tan frágil, hoy estamos y mañana quien sabe.

Siento igual que tú y me asusta pensar en que pasará con J si faltaramos.

Rosina Uriarte dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rosina Uriarte dijo...

Hola Pablo,
Me ha emocionado tu post. Voy a incluirlo entre los enlaces de quienes recuerdan a Javier en la red en el blog RECORDANDOAJAVIER. Espero te parezca buena idea. Veo que ya tienes el enlace al blog.
Tristes saludos,
Rosina

anabel dijo...

Hola, Pablo:
reflejas aquí uno de mis mayores "miedos". Yo tuve a Erik con 40 años (mi marido algo mayor) y tiemblo cuando pienso en el futuro. A veces me planteo adoptar un niño, me encantaría tener uno más, pero o sé si podría ahora con todo.
Tus palabras a Javier Garza me han emocionado también. Tuve algún intercambio de correos con él, sus palabrsas siempre fueron de gran ayuda. Y participó también en el especial Estamos con el Autismo.
Uf, tengo una sensación rara en el estómago. En 20 minutos termina Erik la terapia y estoy deseando cogerlo entre mis brazos.

Jean dijo...

Pablo, llegué a tu blog a través del de Gise... y hace rato que estoy "pegada" al monitor, sin poder despegar la mirada de tus palabras, que muestran tanto sentimiento, pasión y conociemiento.
Tengo un hermano especial, mayor que yo, a quién ningún médico le daba mucho más que unos pocos meses de vida al nacer y hoy ya tiene sus 47... y sigue, y sigue y sigue.
Uno de los mayores temores de mi madre con respecto a Francisco, ya que ella se quedó sola con nosotros cuando eramos muy pekes.. en parte porque mi padre no pudo tolerar la situación, era qué le pasaría a mi hno cdo ella ya no estuviera... y yo siempre la tranquilizaba, que estaría yo para cuidarlo Y así es... mamá falleció de cáncer a la jovencísima edad de 64, y seguimos adelante.
Me encantó tu blog... sime permitís, ya te agrego a mis favoritos!!!
Un beso grande, y mucha fuerza, aunque sé que de eso tenés y mucho!!!! =)