2 abr. 2010

2 de Abril: Día mundial de concientización sobre el autismo


Hoy es el día mundial de concientización sobre el autismo, y me pareció interesante publicar esta nota que tuvo muy buena repercusión cuando la publiqué en mi Facebook, porque ayuda a todos a conocer un poco más y saber tratar a nuestros hijos con autismo.

MITOS (Y VERDADES) SOBRE EL AUTISMO

• Mentira 1: “La poca afectividad que reciben estos niños desde que nacen de sus padres –padres fríos y muy intelectuales- es una de las principales causas del autismo” .


Verdad: Si mi hijo Erik hubiera nacido cuando Bruno Bettelheim -un farsante doctorado en Filosofía del Arte que se inventó una formación como psicoanalista- hacía creer al mundo en los años cuarenta que la falta de afecto de los padres en los primeros meses de vida del niño era la causa de la destrucción de su psique hasta que se volvían autistas por desesperación, desde luego sí que no habría tenido ninguna posibilidad, al verse separado de sus padres y encerrado en una institución.


Hace ya tiempo que la teoría de las “madres nevera” y el trauma por no recibir afecto –bases de la corriente del psicoanálisis- cayeron por su propio peso. Muchas veces pienso en esos pobres padres que tenían que escuchar que ellos eran los “culpables” del autismo de su hijo, y veían cómo los separaban de su tesoro para internarlo en una institución de por vida. ¿No es un horror?, ¿cómo se puede hoy en día ni siquiera hacer mención a esa posibilidad?


Todo niño necesita a sus padres, tenga o no autismo. Precisamente la intervención de los padres en el día a día, su cariño, su constancia, la estabilidad familiar… son de una ayuda absoluta.


¿Y no sería esta falsa creencia uno de los orígenes de tantos mitos, errores y daños?


• Mentira 2: “El autismo es una enfermedad psiquiátrica y psicopatológica”:


Verdad: El autismo es un trastorno profundo del desarrollo. No es una enfermedad, sino un síndrome, es decir, un conjunto de síntomas que en cada niño se combinan de forma distinta. Por eso no hay dos personas con autismo iguales.


Los síntomas afectan a tres áreas:


- Lenguaje y comunicación. Aunque tan sólo el 50% de las personas con autismo llegan a hablar, existen muchas fórmulas para lograr la comunicación: apoyo visual con imágenes lenguaje con símbolos, ordenador, etc. Y en cuanto a los problemas de lenguaje comunicativo, con una terapia adecuada se les puede “enseñar a aprender”.


- Socialización: quizás sea el área más complicada, pero con constancia y trabajo estructurado se consiguen grandes logros para el desarrollo de la empatía, la expresión de necesidades o el conocimiento de las reglas sociales.


- La flexibilidad mental y de comportamiento: trabajando poco a poco, con pequeños objetivos, sabiendo ofrecer alternativas, anticipando lo que va a pasar, fomentando la interacción o aprovechando sus intereses para acercarlos a los nuestros se puede lograr una gran flexibilidad en el comportamiento.


• Mentira 3: “La recuperación es muy escasa”


Verdad: Hoy en día, los avances se producen siempre y, muchas veces, a pasos de gigante. Con una estimulación adecuada, cuando más intensa mejor, teniendo siempre las metas muy claras y procurando la interacción y un ambiente divertido nuestros hijos evolucionan hacia metas impensables hace unos años.


Ojalá que los diagnósticos lleguen antes, para poder empezar de inmediato a trabajar.


Ahí es donde deberían incidir los médicos, lo que deberían divulgar los medios de comunicación: informar, por ejemplo, sobre los síntomas del autismo, saberlo reconocer a tiempo, y ante la menor sospecha ofrecer una terapia adecuada. Dar acceso a los padres a elegir la terapia, que todos los niños tengan las mismas posibilidades. Trabajar en equipo con los padres. Concienciar a la población y a la administración para que se ofrezcan más ayudas. Y favorecer la inclusión.


¡Nuestros hijos pueden mucho más!


• Mentira 4: “Son niños que no pueden ir a colegios normales”


Verdad: Son niños que aprenden a comprender las reglas del mundo en el que nos movemos en nuestro día a día. Un mundo en el que hay cabida para la diversidad. No olvidemos que todos somos iguales, aunque diferentes.


No cerremos puertas y luchemos juntos por la inclusión. No difundamos falsas ideas, sino la realidad del autismo.

Lo que hace falta es crear un modelo educativo ideal con los apoyos necesarios y el ambiente estructurado preciso para favorecer la inclusión. Nunca cerrarles las puertas, sino abrirlas de par en par.

•Mentira 5: “Son niños incapaces de sentir o de expresar afecto”


Verdad: Las personas con autismo sienten, ríen, lloran, se enfadan, acarician, dan besos, quieren jugar… A veces, debido a su forma de pensamiento distinto y a los problemas sensoriales, les cuesta un poco más expresarlo. Pero aquí estamos los padres, los familiares, los amigos, los educadores, los terapeutas… Un equipo magnífico que les enseñamos a canalizar las emociones, a expresarlas, a compartirlas. Uf, la sonrisa de mi hijo, cómo me dice “mamá te quiero mucho”, cómo va en busca de otros niños para jugar con ellos, cómo se entristece cuando alguien grita… En fin, sin más comentarios.


• Mentira 6: “son niños muy agresivos que se autolesionan”


Verdad: Las personas con autismo tienen un estilo de pensamiento diferente, lo que unido a sus problemas de percepción provoca que les resulte complicado entender las relaciones sociales. Por eso a veces se frustran o intentan aferrarse a rutinas que les dan seguridad. Necesitan más ayuda que los otros niños, mucha comprensión y una terapia que les oriente en su camino hacia adelante. Pero de ahí a definirlos como niños “agresivos que se autolesionan” hay un mundo. Incluso en el caso de que aparezcan conductas desafiantes, éstas son controlables y terminan por desaparecer con una intervención adecuada.


• Mentira 7: “No hay causa genética en el autismo”


Verdad: Hoy en día cobra cada vez más fuerza que los factores genéticos juegan un papel muy importante. Está claro que el autismo puede ser hereditario. Los estudios demuestran que en el caso de gemelos en la misma bolsa, la posibilidad de que uno tenga autismo si el otro lo tiene supera el 90%. Y hay un 20% más de posibilidad de tener un segundo hijo con autismo que en familias donde no existe el trastorno.


Tomado de la página "Contra los mitos del autismo" de Facebook
http://www.facebook.com/group.php?gid=95821494318&ref=nf&v=info

7 mar. 2010

FUERZA!!!

Fuerza mi Negra, que no es un retroceso... es tomar envión para dar un salto!



Sos la mejor mamá que Tato puede tener... arriba!

10 feb. 2010

Terapias de verano (con logros)

En este Enero que pasó Santi dejó sus terapias tradicionales en consultorio y empezó (y sigue por ahora, unas semanas más) con un terapeuta que viene a casa Lunes, Miércoles y Viernes.
Santiago, su terapeuta, lo acompaña en actividades típicas: salen a la plaza, juegan con masa, pero sobre todo... se meten a la pileta.
Y de ahí viene el logro más grande de este mes: SANTI APRENDIÓ A NADAR. Y le encanta!
No estoy hablando de estilos ;) Santi bracea y patalea, se mantiene a flote y llega a donde quiere. Incluso con su cabeza sumergida totalmente en el agua.
Creo que es un excelente logro, FELICITACIONES ENANO!


Te amo enanito!