30 ene. 2009

Hay que darle una mano a Pablo

Les quiero contar la historia de Pablo. Quiero que la lean y se den cuenta que nos puede pasar a cualquiera. Me pega mucho porque nuestros enanos con dificultades tienen aún más chance de tener accidentes. Vivo mortificado pensando en el día que Santi se me escape, como ya pasó, y le ocurra un accidente.
Pablito no tiene TEA. Pero tuvo un accidente, y ahora necesita de nosotros.
Ésta es la historia, la copié de su post "Así cambió nuestras vidas":


Domingo día del padre. Pablo baja al patio a jugar. Aprovechándose del descuido de una cena familiar de un día especial, se dirige a la vuelta de casa. Una calle con una sola salida (una cortada), donde acostumbran jugar al fulbito por las tardes; lugar donde hay un depósito de diarios (Ambito Financiero).
Pablo se encontró con tres amiguitos y se ponen a charlar con el operario del depósito. Llega un camión e ingresa de culata a la tronera exterior para cargar. Deja el vehículo en marcha. Ante la vista de operarios, chofer y personal de seguridad más susmonitoreos, los chicos se paran sobre el paragolpe trasero.
Nicolás, su hermano mayor que él, baja a buscarlo para cenar. Se incorpora a la charla. Pasan breves minutos, mínimos bultos cargados. El camión, sin advertencia alguna de nadie, sale a una marcha mas de lo normal. Todos quedan sobre el paragolpe. Nicolás y otro chico caen ni bien cruzan la primer cuadra. Pablito es el tercero en caer, a mitad de cuadra, pegando su cabeza sobre el asfalto; queda inconsciente, boca arriba y severas dificultades respiratorias. El cuarto se tira a dos cuadras y el último baja dos mas adelante ya que el chofer paró la marcha del camión y bajó del mismo. Solamente los chicos socorrieron a Pablito. Nicolás lo acercó hasta la puerta de casa sobre sus hombros.
Hs. 22:45 llegó a la guardia del HospArgerich trasladados por los papás y un amable pasajero que viajaba en un taxi. Minutos mas, nos dieron el parte médico, "fractura en la base del cráneo, hay que operar urgente". La Obra Social O.S.P.S.I.P. no se hizo cargo. Pasaron siete horas. Pablito sobre una camilla. Nosotros sin respuesta. Hs. 06:00 el Médico que le prestaba los primeros auxilios nos comunica que nos estaban esperando el la sala quirúrgica del HospGarrahan. Llegamos con esperanza y rápidamente nos atrapó la desesperación; nadie esperaba a Pablito en ninguna sala quirúrgica.
Pero Dios es tan Grande que hizo a un Especialista Neurocirujano tomar carta en el asunto y a eso de las hs. 07:00 se comenzó a escribir ésta página. Cinco horas en manos de Cristo y especialistas. Resultados favorables. Gracias DrBOTELO JORGE!!! Que Dios bendiga a Usted, a todos los que hicieron su parte para con Pablito y a todos sus familiares.

Se puede ayudar así:

Haciendo un depósito en la cuenta de los papás de Pablito.

BANCO CIUDAD de Buenos Aires
(República Argentina)
Sucursal 14
Cuenta Nº 17910/0
C.B.U. 02900148 10000001791007
Maria (mamá) 15-5262-9174
Julio (papá) 15-3001-1569

28 ene. 2009

Gracias Sandy

Sandy, de Ángeles en la tierra (un blog que recomiendo leer a todo aquel que necesite un ejemplo de fuerza), escribió algunas cositas respecto de mí en su post del 27 de Enero.
Gracias Sandy... las cosas lindas que decís tienen un matiz increíblemente más poderoso viniendo de alguien como vos.
Ya alguna vez dije, no soy bueno con las règles d'etiquette de estos mimos blogueros, así que se lo quiero dedicar -a mi manera- a todos los que necesitamos un poco más de los demás, porque entiendo su lucha, y porque comparto con ellos la necesidad de que los demás se den cuenta.

25 ene. 2009

Risperdal

Hace ya dos meses que Santi está medicado con risperidona.
La verdad es que yo veo progresos interesantes, sobre todo con los relacionados con las conductas.
En un principio tomó 0,25mg al día y luego 0,50mg, en dos tomas.
Luego bajamos la dosis a 0,25mg en dos dosis (porque la segunda dosis que le dábamos después de almorzar lo dormía a las 6 de la tarde), pero volvieron las conductas inapropiadas. Volvimos a los 0,50mg diarios pero dándole la segunda dosis a la tarde/noche, preferentemente después de cenar.
Creo que hemos encontrado la dosis y la forma de administración justas, al menos para este momento de Santi.
Hace un rato leí el blog de Vivi donde cuenta que dejó la homeopatía y recomenzó una terapia con fármacos alopáticos. Creo que Vivi sabe cuán guía es para mí su experiencia. Estoy contento con la terapia de Santi, aunque veo y aprendo de ella -y de Danko- que tendremos que ir monitoreando la terapia en todo momento, que los beneficios de hoy pueden ser un problema mañana. Y que el monitoreo es nuestro, no podemos esperarlo de los médicos.
Y también veo que no soy el único que abandonó la homeopatía ;-)

18 ene. 2009

Nuestro primer campamento


Estoy FELIZ.
Estuve programando, toda la semana pasada, un campamento con mis amigos y sus hijos, al que iría con Facu y Tommy.
La idea era ir en carpa al medio de las sierras, a un lugar alejado, sin comodidades. Y en consecuencia, con peligros, incomodidades, etc...
Mi amigo Javi decidió ir a ooooootro lugar, a un camping cercano 60 Km de la ciudad. Con algunas comodidades (luz, baños, etc.), así que cuando me enteré, decidí llevar también a Santi.
Viajé los 60 Km pensando cómo iba a resultar la aventura, y la verdad es que hoy le estoy agradecido a la vida por haberme hecho vivir ese día y medio, casi dos, en carpa con mis 3 hijos. Santi se portó ESPECTACULAR y disfrutó muchísimo del río, de la carpa, de la tierra, el campo, todo...
Párrafo aparte para mis amigos Juan (el Mono), Hora (el Negro), Seba (la Viaca) y Javi (el Enano) por haberme ayudado con mis hijos y en especial con Santi; y a sus hijos, que comparten momentos de su vida con mi Santi y lo tienen integrado como uno más.
Y otro párrafo para mi Tommy: ya he hablado de él, es una gran persona -y tiene 8 años-. Facu es divino y está andando bien (a pesar del berrinche del regreso porque quería quedarse conmigo y yo tuve que salir de casa), nos reímos mucho juntos, es súper pícaro. Pero Tommy es un SOL, enorme, dulce, maduro, inteligentísimo, extremadamente bueno.

Doy gracias a Dios por mis 3 hijos. Y gracias a todos por haberme regalado esos días que no se borrarán nunca de mi memoria.

(En la foto, de izquierda a derecha, Tommy (semitapado está Igna), Santi, Facu, Santi O., Octi, Franquito - observen el mismo gesto en Santi y Facu!)